EL AÑO QUE VIENE… CULTIVA LA FELICIDAD.

feliz

Estos días estoy leyendo Cultiva la felicidad de Rick Hanson. Este autor nos enseña a cultivar la felicidad creando nuevos patrones mentales, absorbiendo lo bueno de la vida (parcialidad proactiva), que normalmente nos pasa desapercibido porque nuestro cerebro está entrenado en fijarse en lo negativo (parcialidad negativa), para descubrir posibles amenazas, y en cambio, deja partir lo bueno de la vida.

Niña-feliz-tumbada-entre-flores-de-colores

En su libro señala los beneficios de absorber lo bueno:

  • Crea recursos interiores que nos fortalecen para hacer frente a los retos sin miedo, frustración ni angustia.
  • Te muestra una y otra vez que, en lo fundamental, estás bien en este momento, que siempre tienes motivos para sentirte satisfecho, valorado y digno de recibir amor.
  • El hecho de que tus experiencias sean cada vez más positivas impedirá que las negativas se deslicen en tu mente y penetren en tu cerebro
  • De este modo harás que tu cerebro sea cada vez más sensible a lo positivo, es decir, harás que sea como velcro para lo bueno.
  • Si estás ya estresado, disgustado o descontento, absorber lo bueno en este momento inicia un proceso que te hará recuperarte del estado reactivo. Además, tu cuerpo tendrá cada vez mayor resiliencia y tu mente estará cada vez más centrada en una paz, satisfacción y amor fundamentales, y, gracias a todo ello, te recuperarás con más rapidez de las experiencias negativas en general.

Desde un punto de vista técnico, absorber lo bueno es la interiorización deliberada de experiencias positivas en la memoria implícita. Consta de cuatro pasos:

  1. Tener una experiencia positiva.
  2. Enriquecerla.
  3. Impregnarte de ella.
  4. Vincular lo positivo con lo negativo.

Por-qué-la-felicidad-no-es-tan-buena-como-parece

Si quieres comprobar qué se siente al absorber lo bueno, haz lo que te indico a continuación:

  • Date cuenta de algo agradable que ya esté presente en tu experiencia de este momento. Quizá una sensación relajada al respirar, o comodidad o curiosidad.
  • Busca algo bueno en tu entorno inmediato; tal vez algo sólido, bien hecho, protector, útil o bello, como la cerradura de una puerta, un árbol que haya detrás de la ventana o un cuadro de la pared.
  • Piensa en algo de lo que te alegres, de tu vida actual o del pasado. Podría ser algo tan simple como tener un techo.
  • Recuerda a alguien que te haga sentirte cuidado. No hace falta que tu relación con esa persona sea perfecta, sino que su interés por ti –el cariño que te tiene, sus buenos deseos– sea genuino.
  • Recuerda a alguien por quien sientas afecto.
  • Piensa en algo que te haga sentirte fuerte…, en calma…., agradecido…, contento…, querido…, que despierten en ti un sentimiento de amor.

 

¿A qué te sientes mucho mejor y más seguro y en paz?

¡¡¡¡¡FELIZ AÑO NUEVO!!!!!

Propósito para el nuevo año: ver buenas intenciones en los demás.

amabilidad

Entrando apresuradamente en un aeropuerto, me detuve para comprar agua. En la nevera de la tienda, un hombre estaba inclinado, cargando botellas en él. Me acerqué a él y saqué uno que él había puesto. Levantó la vista, dejó de trabajar, tomó una botella de otro estante, y me la tendió, diciendo: “Ésta está fría”. Dije gracias y tomé la que él me dio”

dar una botella de agua

No me conocía y nunca me volvería a ver. Su trabajo era almacenar, no servicio al cliente. Estaba ocupado y parecía cansado. Pero se tomó el tiempo para darse cuenta de que había cogido una botella caliente, y se preocupó lo suficiente como para cambiar su trabajo y darme una botella fría. Y me deseó bien.

Puedo ver sus ojos amistosos mientras escribo ahora, una semana después. Era solo una botella de agua. Pero me siento reconfortada por su amabilidad y animada por sus buenas intenciones.

Reconociendo las intenciones positivas en los demás, nos sentimos más seguros, más apoyados y más felices. Y cuando otros sienten que aprecias sus buenas intenciones, se sienten vistos, apreciados y más inclinados a tratarte bien.

Pero puede ser difícil reconocer la buena voluntad en otros. Estamos ocupados, distraídos y estresados. Los objetivos positivos a menudo están enterrados debajo de conductas negativas. El sesgo de negatividad innata del cerebro busca continuamente malas noticias, malas intenciones. El cerebro también reacciona a la novedad, por lo que tiende a ignorar las muchas intenciones positivas que impregnan la mayoría de la vida cotidiana, mientras que resalta las ocasionales negativas.

Entonces debes buscar activamente buenas intenciones. Entonces los encontrarás a tu alrededor: una ventana a la bondad profunda en cada ser, sin importar cuán oscurecida esté.

Tómate un minuto para reconocer las muchas buenas intenciones (fines, propósitos, deseos) que tiene en un día normal. Las buenas intenciones no necesitan ser santas. Querer disfrutar de una taza de café, comer un desayuno decente, cerrar la puerta detrás de ti, llegar a tiempo al trabajo, ser consciente, sentirse seguro, cuidar a una familia, ser una persona decente, evitar problemas, lastimar menos, disfrutar algo dulce, no pelear, vivir para ver el amanecer. . . estas son todas buenas intenciones.

La mayoría de las buenas intenciones serán pequeñas. Pero todavía importan. ¡Imagina los desastres si reemplazas tus buenas intenciones por malas! Claro, algunas intenciones no son tan buenas, como los deseos de dominar, actuar anhelos adictivos o arrojar sentimientos negativos sobre los demás. Pero para casi todos, la gran mayoría de las intenciones son buenas. Deja que se convierta en un sentimiento, un sentido fuerte en tu cuerpo, que seas alguien con buenas intenciones.

Hablando con un amigo, ten en cuenta sus intenciones positivas. ¿Cómo te sientes al verlas? Prueba esto rutinariamente con las personas que te importan. Encuentro que hacer esto me ayuda a entender a los demás mejor y abre mi corazón. Según corresponda, cuéntale a la otra persona lo que has aprendido; escuchar un reconocimiento de las buenas intenciones puede ser una experiencia poderosa.

sentada-y-el-hablar-sonrientes-del-estudiante-de-los-amigos-49029944

Intenta ver buenas intenciones en extraños caminando por la calle, o un aeropuerto. Verá muchas cortesías, esfuerzos para hacer un buen trabajo, desea comprender o ser comprendido, lealtad a amigos y causas, juego limpio y amabilidad. Esta práctica me hace feliz, y me da un sentido más fuerte de nuestra humanidad común.

También intenta esto con personas que son difíciles para usted. Esto no es para disculparlos. Pero ver buenas intenciones en medio de malos comportamientos puede, irónicamente, ayudarte a sentirte menos afectado, menos estresado, irritado o preocupado por otras personas. También podría pedirle a otros que reconozcan las buenas intenciones en ti.

Hay una llama de bondad en cada uno de nosotros, incluida la que mira al espejo. Reconocer buenas intenciones sopla sobre esa brasa, le agrega combustible y la ayuda a convertirse en una llama cálida y hermosa.

Mano-de-una-persona-joven-dando-corazon-a-mano-de-persona-mayor

Comienza el año con calma y sin estrés: Programas de Mindfulness en Enero 2018 (Soto del Real, Colmenar Viejo y Tres Cantos)

como-meditar

En Enero, la semana del 16 al 21, comenzamos una nueva edición del Programa para la Reducción del Estrés basado en Mindfulness. Estos son los lugares y horarios:

  • Soto del Real: Sábado de 11h 13h.; domingo de 17h a 19h.
  • Colmenar Viejo: martes de 19h a 21h o Jueves de 19h a 21h.
  • Tres Cantos: viernes de 18,30h a 20, 30h.

En Tres Cantos también puedes apuntarte a un grupo de profundización en la meditación los viernes de 20,30h a 21, 30 quincenal.

Los Programas de Reducción del Estrés tienen una duración de ocho semanas, consta de una sesión semanal de dos horas y luego hay una práctica personal diaria durante la semana.

Mindfulness es “la conciencia que surge al prestar atención deliberada al momento presente sin juzgar” Jon Kabat-Zinn. Mindfulness es la adaptación de las técnicas de meditación tradicionales al contexto occidental. Numerosos estudios científicos han demostrado los beneficios de su práctica.

¿Cómo es el curso de mindfulness en 8 semanas?

  • La sesión presencial es práctica. En ella realizarás y aprenderás los ejercicios y técnicas de meditación que luego llevarás a cabo durante la semana, diariamente.
  • Es una experiencia individual pero también grupal que te enriquecerá. En el grupo podrás compartir experiencias, resolver dudas y motivarte en la práctica personal.
  • Cada semana, después de la sesión, se propondrán prácticas para realizar durante la semana, a fin de afianzar e interiorizar lo aprendido durante la sesión presencial. Es requisito indispensable comprometerse a meditar cada día.
  • Las prácticas propuestas son de dos tipos: formales (un tiempo de práctica personal) e informales (aplicación en la vida, en las relaciones laborales, familiares, personales, … lo aprendido). De esta forma desarrollarás las cualidades mindfulness.
  • Cada semana recibirás los audioslecturas y propuesta de ejercicios y todo lo necesario para realizar tu práctica y afianzar los contenidos explicados y adquiridos durante la sesión presencial.

Las técnicas mindfulness no sólo son aplicables en entornos clínicos como un medio para prevenir o reducir el estrés, la ansiedad y todos los trastornos asociados a estos estados, sino que representan un conjunto de herramientas que incrementan las capacidades cognitivas, la sensación de bienestar y la regulación sobre el sistema nervioso. Por ello, es aplicable tanto a personas que sufran los efectos del estrés, la ansiedad y el desajuste emocional, como a personas que quieran aumentar sus capacidades e iniciar un proceso de evolución.

Objetivos del curso de 8 semanas de Mindfulness

  • Dejar de reaccionar inconscientemente y aprender a responder de forma adecuada a las demandas de tu entorno.
  • Aprender a gestionar las emociones en las situaciones cotidianas, pero también más difíciles.
  • Cambiar nuestra relación con nuestros pensamientos que nos causan estrés, ansiedad y depresión.
  • Sacar nuestra mente del modo hacer y llevarla al modo ser, aprendiendo a parar y observar.
  • Tomar conciencia de la relación entre cuerpo y la mente y de su incidencia en nuestra salud y nuestros procesos psicológicos.
  • Empezar a vivir el momento presente, atentos al aquí y al ahora.
  • Reconocer y modificar hábitos poco saludables de nuestra vida cotidiana, estableciendo pautas de autocuidado corporal y en nuestras relaciones con nosotros mismos y con nuestro entorno familiar, laboral y social.

Datos de contacto:

  • MªPaz 669 89 40 12. Experta en Mindfulness en Contexto de la Salud por la Universidad Complutense de Madrid.
  • https://pazconmindfulness.net
  • Facebook: Paz con mindfulness

Proceso de Inscripción

  1. Rellena y envía el formulario de abajo .
  2. Una vez enviado recibirás un mail con la información necesaria para realizar el pago de reserva de plaza (50 euros) en los siguientes 5 días. Es el pago de esta reserva lo que garantiza la plaza, mientras no se haya realizado el mismo esta no quedará confirmada. Transcurridos 5 días sin haber realizado el pago la plaza quedará liberada para otros solicitantes.
  3. Una vez realizado hay que enviar a pazconmidfulness@gmail.com el  justificante de la transferencia.
  4. ¡Enhorabuena! Tu plaza quedaría confirmada.
  5. Cancelaciones: Se tendrá derecho a la devolución íntegra del importe de la reserva, si la cancelación se produce con un periodo anterior a 10 días al inicio del curso. A partir de ese plazo no se devolverá el importe abonado. Sí se devolverá si se cancela el curso por falta de asistentes o por nuestra parte.

 

El precio es de 180 euros, que incluye el material teórico y los audios para las prácticas. El Programa de los domingos cuesta 230 euros