EL AÑO QUE VIENE… CULTIVA LA FELICIDAD.

feliz

Estos días estoy leyendo Cultiva la felicidad de Rick Hanson. Este autor nos enseña a cultivar la felicidad creando nuevos patrones mentales, absorbiendo lo bueno de la vida (parcialidad proactiva), que normalmente nos pasa desapercibido porque nuestro cerebro está entrenado en fijarse en lo negativo (parcialidad negativa), para descubrir posibles amenazas, y en cambio, deja partir lo bueno de la vida.

Niña-feliz-tumbada-entre-flores-de-colores

En su libro señala los beneficios de absorber lo bueno:

  • Crea recursos interiores que nos fortalecen para hacer frente a los retos sin miedo, frustración ni angustia.
  • Te muestra una y otra vez que, en lo fundamental, estás bien en este momento, que siempre tienes motivos para sentirte satisfecho, valorado y digno de recibir amor.
  • El hecho de que tus experiencias sean cada vez más positivas impedirá que las negativas se deslicen en tu mente y penetren en tu cerebro
  • De este modo harás que tu cerebro sea cada vez más sensible a lo positivo, es decir, harás que sea como velcro para lo bueno.
  • Si estás ya estresado, disgustado o descontento, absorber lo bueno en este momento inicia un proceso que te hará recuperarte del estado reactivo. Además, tu cuerpo tendrá cada vez mayor resiliencia y tu mente estará cada vez más centrada en una paz, satisfacción y amor fundamentales, y, gracias a todo ello, te recuperarás con más rapidez de las experiencias negativas en general.

Desde un punto de vista técnico, absorber lo bueno es la interiorización deliberada de experiencias positivas en la memoria implícita. Consta de cuatro pasos:

  1. Tener una experiencia positiva.
  2. Enriquecerla.
  3. Impregnarte de ella.
  4. Vincular lo positivo con lo negativo.

Por-qué-la-felicidad-no-es-tan-buena-como-parece

Si quieres comprobar qué se siente al absorber lo bueno, haz lo que te indico a continuación:

  • Date cuenta de algo agradable que ya esté presente en tu experiencia de este momento. Quizá una sensación relajada al respirar, o comodidad o curiosidad.
  • Busca algo bueno en tu entorno inmediato; tal vez algo sólido, bien hecho, protector, útil o bello, como la cerradura de una puerta, un árbol que haya detrás de la ventana o un cuadro de la pared.
  • Piensa en algo de lo que te alegres, de tu vida actual o del pasado. Podría ser algo tan simple como tener un techo.
  • Recuerda a alguien que te haga sentirte cuidado. No hace falta que tu relación con esa persona sea perfecta, sino que su interés por ti –el cariño que te tiene, sus buenos deseos– sea genuino.
  • Recuerda a alguien por quien sientas afecto.
  • Piensa en algo que te haga sentirte fuerte…, en calma…., agradecido…, contento…, querido…, que despierten en ti un sentimiento de amor.

 

¿A qué te sientes mucho mejor y más seguro y en paz?

¡¡¡¡¡FELIZ AÑO NUEVO!!!!!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s